Definición de “DONE”, esa es la cuestión

Si usas tableros Kanban, si usas metodologías como Scrum, o si al menos distingues tus tareas entre pendientes y cerradas, habrás notado que el definir algo como cerrado (done) implica que puedes pasar a otro tema, que no cuentas con que ese asunto se reabra sin volver a impactar en la planificación actual.

Pues bien, aunque parece un asunto bastante trivial, no es tan sencillo, al menos muchas cosas dependen de cómo se defina el estado de hecho o cerrado.

Para empezar, un tablero Kanban muestra de manera esquemática y directa la cantidad de tareas / grupos de trabajo a realizar, y que normalmente siguen un flujo definido. POr ejemplo, entre muchos otros posibles: Por hacer  —  En progreso  —  Pendiente de pruebas   —  Hecho.

Pues bien, lo que define que una tarea esté hecha y pueda darse por cerrada es lo que te ayudará a que no sigas dedicando tiempo a algo que aparentemente ya no debería molestarte más. Si esa definición es robusta, será un aliado que mejorará el proceso y la productividad del equipo.

Se caracteriza por lo siguiente:

  • La definición de que algo esté hecho debe ser de común acuerdo entre el equipo de desarrollo y el Product Owner. El cliente (o el que lo representa), por tanto, debe aprobar la propuesta que haga el equipo. Es así como debe enfocarse, como una propuesta del equipo y no como algo que impone el cliente.
  • Debe pasar las pruebas internas y externas pertinentes. Si no las cumple o si no se realizan, obviamente no está terminado.
  • Debe cumplir con el nivel de calidad acordado. Para simplificarlo, puede ayudar el que cumpla con las especificaciones iniciales.
  • Debe estar puesto en el entorno de producción (salvo que el objetivo sea desplegarlo en otro entorno).
  • Debe haberse llevado a cabo la documentación / traspaso de conocimiento.

En muchas ocasiones existen grandes problemas para cerrar tareas. Quizás porque no se tienen claros los requisitos para ello. Quizás porque el cliente o Product Owner no los comparte o no los conoce, y sigue añadiendo funcionalidades sobre algo que ya debería ser una nueva entrada de trabajo. Por todo esto, puede pasar que las reuniones sprint planning se llegue con varias de las tareas sin terminar.

Por tanto, para poder cerrar correctamente los sprints y comenzar limpios los nuevos, además de que el equipo se focalice en el trabajo planificado, es necesario definir fuertemente el “done”. La mejora es inmediata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: